viernes, 29 de noviembre de 2013

Acabo de firmar “Aprobación de la Ley de Trasplantados: No podemos esperar más”


Compartida contigo
Hola
Acabo de firmar esta petición y me gustaría pedirte tu apoyo. Entre más gente se una a la campaña, es más probable que triunfe. Nos ayudas agregando tu nombre?
Gracias,
Silvia del Valle

Aprobación de la Ley de Trasplantados: No podemos esperar más

By German Montenegro
Corrientes
Mi nombre es Germán, vivo en la Ciudad de Corrientes, y a los 21 años fui trasplantado de hígado. Siempre hice mi vida normal, hasta que un día, por una infección de vesícula que se extendió al hígado, debi ingresar a lista de espera. Esto era impensado para mi. Pasar de estar haciendo las actividades normales de un chico de 20 años, a estar en terapia intensiva, ¡era una locura!. Ni pensar pasar mi cumpleaños rodeado de máquinas que me controlaban si seguía vivo! Por suerte, ingresé con 21 años en la lista de espera y el 24 de agosto de 2009, y a los sólo 8 dias llegó mi hígado! Una familia dijo SI a la donación de órganos. Fue una nena de 15 años que falleció en un accidente de moto. Gracias a esa familia, hoy puedo estar escribiéndote esta carta para que la leas y hagamos historia.
En resumen, estuve desde Marzo 2009 hasta Noviembre 2009 que me dieron el alta y salí. ¡No te imaginas lo que se siente tocar un árbol, o sentir el rayo del sol en la cara! Es una sensación increíble. Jamás, pero jamás pierdas la oportunidad de salir a caminar y disfrutar el aire libre.
Pensaba que luego que me trasplantaban, todo iba a volver a la normalidad. Pero no fue así. Mi obra social no quería cubrirme muchas cosas que necesitaba para hacerme los controles. Las tenía que pagar con ayuda de mi familia. Y me di cuenta que no era el único.
Luego de trasplantarme, sentía una impotencia.... Legalmente no existía nada para mi defensa, no había nada escrito para exigirle a mi Obra Social que me cubra el transporte de Corrientes a mi centro de control en Buenos Aires, medicamentos, ni tampoco al no tener nunca más un alta médica (ya que toda tu vida te vas a tener que controlar con tu médico), nunca iba a poder pasar un examen pre-ocupacional en ninguna empresa si buscaba un empleo.
Toda mi vida voy a tener que consumir unos medicamentos que se llaman "inmunosupresores" que bajan las defensas. Estos hacen que mis glóbulos blancos estén mas dormidos que los de una persona normal. Si los dejo de tomar, mis glóbulos blancos, atacarían al órgano que me trasplantaron, ya que para ellos es un "agente extraño". Esto tiene sus consecuencias, tener las defensas bajas, tiene el beneficio que puedo vivir con el órgano trasplantado, pero lo malo es que el riesgo a enfermarme de cualquier cosa comparado con una persona normal es mucho mas alto.
Personifiqué y resumí mi historia cuanto mas pude. Ya que realmente deseo que estés informado sobre como viven mas de 18 mil personas trasplantadas en nuestro país. Cada historia de cada trasplantado es única. En las noticias te muestran como que ya sos una persona normal, pero la verdad es que tu calidad de vida depende de cuan buena sea tu obra social. No podemos seguir así, necesitamos una legislación que nos proteja.
¿Puede ser ésto mejor? ¡Obvio!  Ayudanos, necesitamos que los legisladores aprueben la Ley de Protección Integral para Personas Trasplantadas. Hoy es para 18 mil personas, pero día a día ingresan más y más personas en lista de espera. Todos los dias hay nuevos trasplantes, personas que reciben una nueva oportunidad para vivir, pero que necesitan mucho más soporte para llevarla a cabo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario